domingo, 29 de mayo de 2011

Al parecer, todo tiene sentido

Año y medio. Año y medio siendo quien yo no quería ser. Pretendiendo ser lo que otros querían que yo fuese, lo que él quería que yo fuese. Diciendo lo que él quería escuchar, haciendo lo que él esperaba de mí. Creyendo estar enamorada. Y yo diciendo “lo hago porque lo quiero”. NO. Repuesta errada, que pase el que sigue.
Si alguien te quiere, no tiene porque querer cambiarte. Si alguien te quiere, te quiere por lo que sos, no por lo que podrías ser.
Y así, fue como descubrí, que alguien si podía quererme como yo era. Y quererme bien, con mis defectos y virtudes. Con todo lo que me falta por aprender, pero con todo lo que tengo para dar. Así que le dije adiós, para poder pensar en mí.
Hoy, en un día como cualquier otro caminando por la calle con una amiga, discutiendo sobre las idas y venidas del amor, pude ver una realidad. Una realidad distinta a la que venía viendo hasta hace un tiempo. Yo, le discutía e intentaba hacerle ver, que no estaba enamorada de su novio, obviamente, desde el punto de vista de una aparente no enamorada (hablando de niveles del amor de los cuales yo no sé nada todavía). Le decía, que si bien yo no sabía lo que era estar enamorado, estaba segura de que NO lo era.
Y como siempre, optamos por decidir que todo era bastante subjetivo. Uno se pasa la vida diciendo “¿Viste que lindos los ojos de ese chico?” o “Que linda esa chica que paso”. Eso si es subjetivo. Es decir. Lo que es lindo o no, realmente si es subjetivo y bastante discutible. Ahora bien, cuando era chica y siempre decía “Que lindo que mi marido sea rubio de ojos verdes”. Qué raro, el prototipo de hombre ideal, aquel que aparece en las novelas. Ese que interrumpe tu casamiento, cuando te estás por comprometer con el hombre equivocado. Ese que te lleva en su caballo blanco, hacia el final feliz.
Me miro ahora, y no puedo hacer más que reírme de eso. No es pesimista decir, que todo eso no existe, que es solo un lindo cuento. No, al contrario. Porque la realidad es mejor.
Mi morocho de ojos marrones es mejor. Y si, me rio. Porque va en contra de todo lo que siempre dije que me gustaba. Pero cuando conoces a esa persona, todo aquello que habías establecido como ideal se derrumba completamente. Aquello que creías perfecto ya no lo es, porque lo que está frente a tus ojos supera tus expectativas. Porque él, es todo lo que vos necesitas para vivir y ser feliz. Porque te llama por teléfono sin necesidad, solo con el pretexto de escuchar tu voz. Porque te regala una flor, aunque no sea tu cumpleaños ni estén celebrando nada, simplemente por el hecho de tener un gesto lindo. Ya nada de lo creías importa, ya todo eso carece de sentido, porque lo que te gusta ahora, lo que te llena y lo que te hace feliz, va mucho más allá. Entonces, si eso no es amor, yo no sé que si lo sea.

No hay comentarios: