martes, 17 de julio de 2018

Me muero por mostrarte.

Pienso en las primeras palabras para escribir y ya puedo ver que esta canción será sobre vos.
No puedo creer que pueda respirar sin vos. Después de lo vivido, después de lo charlado.
No me estoy despidiendo, no mi amor. Cada vez que me preguntes donde estoy, la respuesta sera "A tu lado".La siguiente línea que escribo hay una lágrima que cae entre las páginas.
Pero no te preocupes, no es tristeza, es felicidad. Porque sé que estas. Fuiste lo único especifico que pude pedirle al universo. Y aunque me hiere que no me ames, con amarte yo es suficiente.

Sé que se supone que el dolor curará por fases, pero depende de en cuál me encuentre, es la carga que deberé llevar.
Podría prender fuego a esta canción, reducirla a humo. Podría arrojarla al río y ver cómo se hunde lentamente. Atar las páginas a un avión y enviarlo a la luna. Tocarla para el mundo, pero eso no significaría mucho salvo que cante esta canción para vos.
Escribo frases, y luego arranco las paginas, escribo y me arrepiento. Describir el amor no puede ser tan difícil.
Me muero por mostrarte que esto podría acabar con un "Y fueron felices para siempre". No tiene por qué ser siempre un desastre, y lo único que tienes que hacer es cantar conmigo.
Podría prenderla fuego, pero es hermoso cantarte esta canción a vos.

lunes, 16 de julio de 2018

Morite de amor, cagón.

Era un amor bien rústico, bien bruto. Él sabía... yo no quería flores, ni velas ni cuanta otra boludez que nos hiciera parecer discos rayados de películas de domingo. Yo quería que me abrazara, que me apretara, que me besara, que me mordiera. Yo quería el río y las canciones. Yo quería un amor sin aniversarios, ni anillos, ni planes, ni expectativas. Quería un amor macanudo sin cadenas, ni obligaciones, ni reproches.

Yo quería algo fuerte, algo que marque, algo que se diferenciara de todos los otros "algo". No quería corazones, ni frases mal usadas, ni fotos de felicidades mal contadas. No quería una maldita demostración extra, no la necesitaba. Yo quería el amor, los mates y la frazada en el parque. Yo quería las locuras y el sexo a donde se nos cantara. No quería regalos, sólo guardaba pedacitos de momentos ya sea un papel, un caracol o la etiqueta de un buen vino. Lo que sea que me trasladara nuevamente ahí cuando me hiciera falta.

Con él yo era yo y eso es más enorme que cualquier prototipo de relación. Era yo entera, confiada y tranquila... como si estuviese desnuda a toda hora. No disfrazaba mis monstruos, ni me la daba de humilde por mis fuertes. Yo era yo y por esto es que te digo que nunca voy a olvidarlo, porque cuando uno encuentra en el mundo ese lugarcito en donde se siente pleno, en donde se siente vivo... ni muriendo lo olvida. Y ojo que a mí recordarlo no me hace daño... el consejo más miserable que me han dado ha sido ese de "soltá" cuando "soltar" tan buenos recuerdos es solo para cobardes. Yo no suelto un carajo y no sólo no quiero sino que no voy a olvidarlo. De la boca para afuera olvidar siempre es lo más conveniente, pero yo no hago lo que me conviene... yo hago lo que me dicta el instinto, el instinto de amar en las buenas, en las malas y en las peores.

Quizá no vuelva a verlo, pero el recuerdo es mío y me lo guardo y lo atesoro. Porque con él me descubrí. No es fácil la duda, no es fácil la intriga, no es fácil asumir ante el mundo que pase lo que pase aquel amor no morirá jamás. No es fácil cargar con cosa tan grande, cosa tan buena y cosa tan lejos. Pero es hermoso saber que tenés ahí guardado algo que nadie podría nunca quitarte... su recuerdo.


Texto de Maru Leone.

domingo, 15 de julio de 2018

Principio de incertidumbre

Piénsalo bien antes de quererme, no lo pienses demasiado o quizá vas a perderme.
Tu lástima me ofende mejor déjame tu odio, que sólo se odia lo querido.
Que me recuerdes con honor, lo que perdes vos lo gano yo.
No pierdo más mi tiempo, me dejaste ir sin saber, que pude haber sido yo o que pudiste haber sido vos..
¿Y quién crees que perdió? ¿quién te crees que soy yo?
Soy todo lo que siempre extrañarás haber sabido, cuando descubras que el único trago amargo
fue el de tu dulce adiós.
Te conocía más mi imaginación que mis sentidos, me enamoré de una idea no de una realidad.
La obsesión por la ilusión de no estar tan encerrada en los niveles del amor del cual yo no conozco nada.
No es que viva para mi pero aún no ha habido nadie, que atormente mi pasión hasta dejarme sin aire.
Que apacigue mi dolor por el cansancio de buscarte.
Que impaciente la adicción a besar de ser besado.
Que reviente la reacción para amar y ser amado.
Y si no serás vos, quien podrá extasiarme seguiré buscando quien me ame y quien me deje amarle.
Se cierra el libro ya aún antes de empezar
No se escribe esta historia y ya jamás se escribirá, me dejaste ir sin saber que pude que soy y que siempre habré sido yo

jueves, 12 de julio de 2018

Condenados a perderse, destinados a encontrarse.

Si el amor está ordenado y prolijamente calculado, entonces no es amor. Por eso prefiero quererte así, desordenada. Si las palabras alcanzan, entonces es mentira, un sentimiento jamás puede ser encerrado en dos palabras, o en cien, simplemente se siente. Por eso prefiero a veces no decirlo, sino demostrarlo. “En un beso sabrás todo lo que he callado”, dijo Neruda.  De todas formas lo voy a intentar.

Te quiero, de manera ridícula, de manera alocada pero firme. Ah si, muy firme. Puedo decir con certeza y seguridad lo mucho que lo hago. Hoy enredadamente te quiero. Te quiero en las mañanas, y en las tardes, te quiero cuando te me quedas mirando sin decirme que pasa por tu cabeza, y te quiero incluso cuando no me miras. Te quiero cuando haces un gesto de enojo por qué algo no te gusto, te quiero cuando me decís que me queres. Te quiero por hacerme querer.

Te quiero cuando intentas hacerme un cumplido, esas palabras torpes que no sabes expresar. Te quiero cuando me abrazas, y aun mas cuando tus labios suaves tocan los míos.

Me haces feliz, todas las horas y todos los días. Mañana a las cinco y cuarto voy a estar queriéndote como ayer a las doce y cinco. Y en alguna noche de Julio... voy a estar queriendote, como hace algunas semanas atrás en Mayo. Me haces feliz, a cada paso y en cada sonrisa. Con cada latido de tu corazón.

A veces sé porqué te quiero, otras veces no tengo la menor idea, no me preocupa tampoco. No es mi intención desilusionarte... pero no te quiero en las flores, en las salidas, o en las fiestas. No te quiero en los versos de una canción, o en las risas de un chiste. Te quiero absolutamente todo el tiempo. 

Con vos soy libre de sentir, tanta esperanza en cada mirada, tanto soñar y es realidad ahora que estas. 

Y si todo esto que digo no se entiende bien, o algunas partes carecen de sentido es porque está funcionando. Es por que este cariño es tan irracional como genuino. Gracias por ser mi ángel.

miércoles, 17 de enero de 2018

Barrilete. No es lo mismo sin vos.

Estaciones de desilusión
Barriletes de mi corazón
Divagando sin buena razón
Vuelvo al barrio del primer amor
Garabatos en mi anotador
Recordando el tono de tu voz
Evocando tu forma de ser
Pero cuando sopla el viento sur
Me arrastro hasta tu latitud
Y te busco en el fondo de un bar
O en las calles de cualquier ciudad
Barriletes de desilusión
Todo cambia y también cambio yo
Me da miedo saber la verdad
Si te encuentro entonces, qué verás?
Dame una esperanza
Decime algo más
¿Por qué te escondiste?
¿Y para dónde irás?
Mandame una carta
Si es que te acordás
De aquellos días
Nuestros nada más

Belilin.

sábado, 19 de agosto de 2017

Belilin. (F)

Si se remarca en mi mirada una bestia,
es porque andas curioseando,no te acerques demasiado,
(advertencia) nada más, si quieres la puedes tomar...
Sino veamos que es lo que, te pasa por arriesgar

Han pasado tantos traidores que ya perdi la cuenta,
hacen parecer que el mundo se mueve en camara lenta.
Ya pasaron 25 inviernos y no se mueve la balanza,
porque tengo fe, en no perder esperanza.
El odio me arrincona, y me obliga aunque no quiero,
la suerte ya esta echada, a ver si llegas primero.

Enemiga del diablo, pero amiga del miedo,
los que dijieron "no te da", ahora escuchen como puedo.
Ya vi a donde llega esto y se que no es un juego.

El reloj no para, la vida no para
nadie puede adivinar lo que el destino te depara.
El reloj no para, la vida no para
nadie puede adivinar y la suerte ya esta echada.

No es solamente plata, lo caro que me ha salido,
tener a todos contentos y la venganza que no olvido,
pensaria dos veces, decidir lo decidido,
porque los fantasmas te persiguen, hasta que terminas perdido.
Solo por mi me aterro, a la vida no me aferro,
y deja que te pregunte, quien te dio velas en este entierro?

Me he preguntado varias veces, porque lo malo no lo olvido,
y es porque hay un otro yo, que me grita al oido,
y las letras se me escapan con todo lo que he vivido,
y es como que me transformo, o me siento poseida.

Ya yo los vi, ustedes disfrazan, el miedo con respeto,
y que tambien confunden ser capaz, con ser violento.
Voy haciendo mi camino, y a la muerte no la tiento,
aunque ya me ah tocado y no es un presentimiento.

No hables si no sabes, donde empieza la cornisa.
que al payaso mas gracioso, se le borra la sonrisa.

A lo hecho pecho, y con eso no hay opcion
Metete en tus asuntos, es lo que dice la cancion.

Por los malos momentos, a los mios pido perdon,
el que Dios aveces me da, o esa es mi sensación.
Al diablo ya lo vi y ya le vi la intencion,
rata de porqueria, no me metes presion.

A la buena o a la mala, las cuentas se saldan,
aunque pase mucho tiempo, el karma de eso se encarga.

La union hace la fuerza y esa fuerza la destruye
cuando tienen lo que quieren todos corren todos huyen.

Flow House Records
Reggaeton Style's Family Records
https://www.youtube.com/watch?v=zTE0dpSeZ0o

miércoles, 16 de agosto de 2017

La llave de Nicolas.

Ella caminaba distraída por las calles del centro de una gran ciudad, los pájaros, las bocinas, la gente que continuamente hablaba, nada de eso importaba ya que lo importante no estaba allí sino en su cabeza. 
Envuelta en sus pensamientos siente la brisa del viento, en su cuello colgaba una cadenita con un dije en forma de llave. Un paso, dos, tres. Siempre hacia adelante.
Cuando de repente lo sabe, comienza a sentir como sus músculos se contraen, la respiración se le entrecorta y un cosquilleo en la parte inferior de la cabeza. 
Rápidamente quiso recordar si había tomado su medicación. Pero ya no pudo hacer mas que dejarse caer.
Cuando los ataques de epilepsia venían, no había mas que esperar a que pasaran. 
Mientras caía al suelo él la sostuvo. Como un ángel que venia a salvarla. Y en el mismo instante en que el toco su cuerpo el ataque cesó.
Mientras la contenía en sus brazos la observaba. Detenidamente examinaba cada facción de su cuerpo, y como la respiración lentamente se apaciguaba.
Cuando ella pudo recobrar el control sobre su cuerpo cruza una mirada con él, y entonces el destino le juega una mala pasada… no sabe muy bien porqué ni tampoco como… pero se enamora de su salvador o al menos cree hacerlo.
Él le cuenta que se llama Nicolas, al mismo tiempo que ella le agradece lo que había hecho pero no le dice su nombre.  
Comienzan a caminar y él a su lado mientras andaban se coloca las manos en los bolsillos. Aunque ella deseaba que la tomara de su mano no dice nada.
Se limitan a charlar de trivialidades, hasta que poco a poco ella comienza a soltarse, no puede evitar esa sensación irrefrenable de querer contarle sobre su vida. Entre cruce y cruce de miradas, se le escapaba una sonrisa.
Él le cuenta historias, historias sobre ángeles y demonios, sobre flores que en la sombra son cuchillos, aprende algo nuevo a cada paso. 
Entre charla y charla vislumbraba de reojo cosas extrañas, sombras de gente a quien no le prestaba atención.
Su mano comienza a temblar nuevamente y al observarla un rastro de sangre se extendía por ella, pero en la fracción de un pestañeo ya no estaba alli. 
Quizás una alucinación. Su cuerpo ya la estaba abandonando.
Ella no sabía cuanto tiempo llevaban caminando, tampoco le importaba, pero en el horizonte se perdía el último rayo de sol. 
Ya no se sentía vacía. -Vamos?- él le preguntó. -Si- le dijo muy segura.Y tomo la mano que el le tendía.
Y así como se esfumaba el rayo de sol, se esfumaba su vida, acompañando a su ángel de la muerte, hacia la oscuridad.